Para los europeo, en especial los del sur, poco acostumbrados a ver animales salvajes, hay algo que nos atrae como imanes e Ubud, y es que si bien por toda la isla puedes ver, interactuar y ser atacado por los monos, aquí puedes disfrutarlos con un cierto control, y es que la ciudad de Ubud alberga el denominado “Santuario sagrado de los monos” conocido como “Monkey Forest“.

El lugar es un trozo de selva vallado en el que habitan más de 600 macacos de cola larga. Son muy monos ellos, valga la redundancia, hasta que se pone de por medio la comida. O la entregas voluntariamente, o los macacos harán lo imposible por conseguirla: Meterán las manos en tus bolsillos, abrirán tus maletas e incluso llegarán a morderte con tal de conseguir su preciado tesoro.

Mejor que lo veáis con vuestros propio ojos. Ah, recordad, si os gusta el video, ¡suscribíos!

0